Radiografía de la industria textil colombiana

El sector textil confección en Colombia cerró un primer trimestre con cifras a la baja, pero mantiene el optimismo gremial. La industria, que hace poco más de 15 años exportaba más de 2000 millones de dólares al año, cerró 2017 con menos de 800 millones de dólares en ventas extranjeras y prevé una cifra similar o al menos por debajo de los 1000 millones de dólares para este año.

Con la mirada puesta en un mejor panorama para la industria, las instituciones privadas y públicas instan a los empresarios a apostar por el emprendimiento, la transformación y el valor agregado más allá de los detalles de las prendas, con experiencias y servicio al cliente. “Queremos que las empresas sean mucho más productivas, que crezcan sus ventas, su rentabilidad, pues todo esto no sólo genera transformación empresarial, sino también transformación social, empleo y bienestar para los colombianos”, afirmó Luz Adriana Naranjo, directora de transformación estratégica de Inexmoda.

La industria textil ha sido, es y seguirá siendo uno de los pilares de la economía manufacturera del país y un gran aliado comercial. “Para nuestro país la industria textil representa más del 10 % del PIB manufacturero. Es un sector que se ha transformado en los últimos años porque hay un boom de la manufactura, luego un boom del diseño y uno del retail y esperamos ahora sobrepasar la crisis y salir más preparados”, concluyó Naranjo.

Aún con las cifras bajas de la economía nacional, las instancias públicas han mantenido el optimismo mediando entre el gobierno y los industriales. “Tenemos todos los elementos para estar en el mapa: infraestructura, diseñadores y materias primas, pero hace falta un apoyo más fuerte por parte del Gobierno. Con todos los esfuerzos alineados, la industria de la moda podría ser igual de importante que la cafetera.”, afirmó Guillermo Criado, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (CCCyA) .

Los pronósticos para 2018 apuestan por un crecimiento global de al menos un 3% para la industria textil, con un alza del 5% en el comercio y 3% en la producción manufacturera. Las cifras entregadas esta semana por el DANE otorgan un pronóstico diferente que se estima variaría en la segunda mitad del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *